En el primer mes de vida la visión de los bebés es casi nula, pueden ver sombras y algunos tonos de grises a una distancia de 20 y 30 centímetros. Aún no definen formas ni colores. Entre las 4 y 6 semanas tienen un contacto directo fijo con la madre.

Con el paso del tiempo entre los dos y tres meses logran observar algunos colores, sobretodo el rojo que resalta ante los demás. Es por eso que en el transcurso de estos meses es necesario brindar la estimulación visual adecuada que cuente con los colores con nuestros bebes puedan identificar.

Con el paso del tiempo la visión va desarrollándose y poco a poco los bebés logran observar más colores, identificar figuras y apreciar los objetos a distancias más lejanas.

 

La importancia de la estimulación visual radica en ayudar al bebé a fortalecer los músculos oculares, identificar algún problema visual, desarrollar la vista de manera que contribuya a la coordinación ojo-mano. Recordemos que por medio de la visión los bebés también pueden explorar el mundo que los rodea.

 

Algunos de los ejercicios que podemos sugerirte son:

  • Mostrar objetos de un lado al otro para que tu bebé los siga con la mirada
  • Enseñarle tarjetas con figuras a una distancia cercana
  • Acercarle objetos al centro del cuerpo para que los observe e intente tomarlos con sus manos.

 

En Moms & Tots contamos con una gama de objetos adecuados para realizar el tipo de estimulación que tu bebé necesita. Todo depende de la etapa en la que se encuentre. Con los más pequeños utilizamos tarjetas con diferentes diseños en los colores negro y blanco. Tenemos libros de cuentos con estos mismos colores para que los bebés los puedan apreciar. Con los bebés que ya desarrollaron su vista usamos diferentes juguetes de muchos colores, formas y texturas para lograr la estimulación visual adecuada mientras los niños se divierten.

 

Eleonora Montenegro

Psicóloga Clínica