Los berrinches o rabietas son respuestas «desproporcionadas» ante alguna situación frustrante. Los berrinches son parte del desarrollo normal del niño, habiendo algunas circunstancias que hacen que estas ocurran más a menudo y sean de mayor intensidad.

Hay 3 estados físicos que causan (o aumentan) las rabietas en los niños pequeños: Hambre, Cansancio o Enfermedad. Otro estado que aumentará la frecuencia y magnitud de los berrinches es la ansiedad. Un niño que se encuentra constantemente nervioso por alguna situación en particular, va a tener mucha más propensión a los berrinches.

Existen cinco métodos para controlar los berrinches en los niños:

  • Prevenir: Como se mencionó antes, un niño con hambre, cansado o enfermo estará mucho más irritado. Se aconseja tener siempre alguna comida de emergencia en el carro o en el lugar donde estén, Se recomienda detectar las señales tempranas del hambre, ya que los niños no siempre saben hacerlo.
  • Explica y anticipa: Los niños son como esponjas que entienden todo, siempre y cuando un adulto se los explique. Se recomienda estar siempre en comunicación, explicarles las distintas situaciones y sus consecuencias. Por ejemplo: Van a visitar a sus primos y hace berrinche porque no se quieren ir. Lo mejor es decirles que por el tiempo ya deben irse, pero que mamá promete llevarlo otro día.
  • Ayudarle a ponerle nombre a sus emociones: Es probable que el niño no se dé cuenta de lo que hizo que se pusiera así, pero si los padres les ayudan a entender que lo que sintió se llama enojo, y que es muy normal, ayudamos a que el cerebro madure más rápido.
  • Respirar y calmarse: Colocar al niño sentadito, mamá se coloca al nivel de él, le toma sus manitas y le pide que la imite respirando. Inhalar y exhalar 5 veces.
  • Brindar apoyo emocional: Después del berrinche. Pueden platicar de lo que pasó, de lo que sintió y de algunas formas alternativas en que hubieran podido actuar. Pueden incluso hacer un «plan de acción» para la próxima vez que esto suceda.

Ana Verónica Martínez Abadía

Psicopedagoga de Moms&Tots

Leave a Reply

Your email address will not be published.